PUBLICACIONES
15 enero, 2014

MEDIO MILLON DE PESOS POR UNA DETENCION ARBITRARIA

Una mujer que fue detenida porque era la supuesta titular de un celular, que era utilizado por una organización delictiva, en el marco de una investigación por narcotráfico, tuvo que ser indemnizada por el obrar negligente de la Justicia.

El fallo fue dictado por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia “A.M.I. c/ EN s/ Ordinario”. El Tribunal, integrado por Aldo Suárez y Javier Leal de Ibarra, confirmó la condena pero disminuyó los montos del fallo dictado en primera instancia, que había establecido una indemnización de $1.650.000 por la arbitraria detención de la actora.

Ésta había sido arrestada en su casa, ubicada en otra provincia, y llevada a una comisaría, para luego ser trasladada a Comodoro Rivadavia, en donde tramitaba la investigación. Según el fallo, el motivo de la detención “radicaba en que en la libreta de uno de los detenidos figuraba un número de teléfono que supuestamente le perteneciera”.

Por esa razón, el juez de primera instancia entendió que “jamás pudo el Tribunal con los precarios elementos de valoración disponibles vulnerar el principio de inocencia de la actora, su dignidad, honor, reputación, integridad física, mental y psicológica”.

La Alzada coincidió con esos fundamentos, al expresar que “las tareas de investigación fueron nulas”.

“La sospecha sobre el autor del hecho que se investiga no puede apoyarse exclusivamente en la supuesta titularidad de un teléfono celular sin ningún otro componente que le brinde solidez a la sospecha,” señaló el fallo.

“Máxime cuando de la investigación misma surgen otros elementos que de haber sido valorados e investigados oportunamente podrían haber llevado al convencimiento del magistrado acerca de la total desvinculación de la actora con el delito que se le imputaba o al menos la toma de decisión de otra medida menos gravosa para ella como ser una citación a presentarse a declarar”, sostuvieron los jueces a continuación.

Agregaron, a modo de ejemplo, otras posibles medidas de prueba que pudieron haber evitado las consecuencias dañosas para la actora, tales como  “la detección del domicilio que hubiera permitido una investigación o seguimiento  y la titularidad de otros números telefónicos, celulares y fijos a nombre de la actora”, los cuales, sin embargo, no fueron intervenidos, consignaron los magistrados.

En tanto, sobre el entendimiento de que la indemnización resultaba excesiva, la Cámara decidió desminuir el monto de la indemnización a 500 mil pesos.

Via Diario: Comercio y Justicia.

Dr. Augusto Octavio Fili MP. 1-33433 Tel. (0351) 4231480 – 155130654

abogados + google abogados + facebook